Nutrición durante Covid

La insuficiencia respiratoria provocada por la covid-19 es un proceso que se caracteriza por la incapacidad del sistema pulmonar y cardiaco de mantener un adecuado intercambio de oxígeno y dióxido de carbono. El síndrome de dificultad respiratoria aguda y la lesión pulmonar aguda constituyen las complicaciones más frecuentes en la fase crítica de la enfermedad. Una adecuada dieta, así como el apoyo nutricional a estos pacientes, resulta fundamental para satisfacer las necesidades nutricionales básicas.

 

El desequilibrio nutricional perjudica la función de los músculos respiratorios: disminuye la masa muscular y el diafragma altera su capacidad de contraerse. También afecta el impulso ventilatorio, que es la orden que el cerebro da al sistema respiratorio para respirar, y en consecuencia, llega menos oxígeno a la sangre.

Cómo debe ser la dieta de un paciente con COVID-19

 

EL objetivo, evitar la pérdida de masa corporal magra y mejorar la función pulmonar.

 

  • La dieta debe mantener un equilibrio entre los alimentos que disminuyen la producción de dióxido de carbono (CO2)  y la necesidad de calorías del organismo. 
  • Se recomienda aumentar la cantidad de grasas buenas que permiten disminuir la cantidad de CO2 que el sistema respiratorio debe eliminar.
  • Disminuir la ingestión de carbohidratos simples que favorecen la creación del CO2. Un consumo elevado de estos, favorece la creación de CO2, pudiendo perjudicar la sintomatología asociada.
  • Evitar el exceso de proteínas porque también pueden aumentar la producción de CO2 y reducir el suministro de oxígeno en los pulmones. 
  • Se deben evitar los alimentos flatulentos y las bebidas con gas. 
  • Es recomendable no cenar inmediatamente antes de ir a dormir.
  • Evitar Fumar (cero cigarros)
  • Evitar cualquier tipo de embutido porque aumentan la inflamación de los tejidos. 
  • Evitar ingesta de alcohol de cualquier tipo 

 

Finalmente, en ningún caso la alimentación por sí misma evita o cura la infección por el nuevo coronavirus. Sin embargo, llevar un patrón de alimentación saludable, variado, equilibrado y personalizado pueda acercar al paciente por covid-19 a un estado nutricional adecuado, disminuir el riesgo de desnutrición y mejorar los mecanismos de defensa del organismo, con efecto positivo para su recuperación.